correo@alejandragomez.co

 + 57 (7) 6342609

Calle 36 # 31-39 Centro Empresarial Chicamocha. Cons. 318

Bucaramanga, Colombia

  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo

¿El terrorismo puede ocasionar daños en el cerebro?

February 23, 2019

A raíz de los acontecimientos violentos ocurridos en París en noviembre del año 2015 y de los sucedidos en los siguientes años, se ha venido discutiendo, con mayor frecuencia, el tema que tiene que ver con las consecuencias que genera el terrorismo, la guerra y la violencia en la salud mental de las víctimas directas y también, de las víctimas indirectas. Por tal razón, les presentamos la traducción al español del artículo “How Terrorism Can Harm Your Brain” que abarca estudios sobre dicha temática.

 

 

 

Cuando ISIS atacó París el 13 de Noviembre, tomaron 130 vidas e hirieron a cientos más. Pero sus actos sangrientos pudieron haber herido a muchas más personas – a los sobrevivientes y a los innumerables que experimentaron el evento indirectamente a través de las crueles imágenes mostradas – de forma insidiosa, causando potencialmente cambios perjudiciales en sus cerebros. De hecho, el efecto del terrorismo en el cerebro es tan poderoso que los que sobreviven ataques tienen tasas significativamente más altas de trastorno de estrés postraumático que aquellos que lo hacen a través de accidentes o desastres naturales. Pero el terrorismo también está vinculado a problemas a largo plazo como la ansiedad y el abuso del alcohol en las personas que sólo tienen la exposición de segunda mano al evento al ver en la televisión.

Investigaciones recientes muestran miedo a futuros ataques terroristas que pueden alterar la química del cerebro de una manera que aumenta su riesgo de morir con el tiempo a partir de un ataque al corazón u otras enfermedades que pueden parecer ajenas a la violencia. El último estudio, publicado en 2014 en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias, examinó a más de 17.000 israelíes que viven en un país donde los ataques terroristas son un fenómeno frecuente. Los sujetos que tenían más miedo al terrorismo tendían a tener frecuencias cardíacas en reposo que eran 10 a 20 latidos por minuto más rápido que lo normal, un indicador de mayor riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. El elevado ritmo cardíaco estaba vinculado en un cambio en la química del cerebro. Los análisis de sangre revelaron una disminución en la función de la acetilcolina, un neurotransmisor involucrado en las respuestas al estrés y que actúa com un freno a la respuesta inflamatoria.

 

 

“Nuestro cerebro reacciona a situaciones de estrés agudo a través de un rápido estallido de la liberación de acetilcolina” explicó el coautor del estudio Hermona Soreq, profesor de neurociencia molecular en el Edmond y Lily Safra, Centro de Ciencias del Cerebro de la Universidad Hebrea de Jerusalén. El cerebro envía la acetilcolina a los tejidos del cuerpo a través del nervio vago; dado que la acetilcolina bloquea la respuesta inflamatoria, demasiada debilita al sistema inmunológico.Encontramos menores perspectivas de sobrevivir después de un ataque al corazón en los pacientes cuyas pruebas de sangre muestran la capacidad debilitada para destruir la acetilcolina”. Soreq dijo que la ansiedad inducida por el terrorismo también causa la producción de pequeñas moléculas llamadas microRNAs,que bloquean el funcionamiento de numerosos otros genes, y puede alterar la regulación del sistema nervioso.

El terrorismo desencadena mecanismos cableados en el sistema nervioso por la evolución, lo que permitió a nuestros antepasados escapar de los animales depredadores y de los clanes rivales humanos. El cerebro y el sistema de visión humanos están afinados para detectar las cosas a las que debemos temer y luego reaccionar a ellas en un instante- incluso sin darnos cuenta conscientemente.

En un estudio de 2012, por ejemplo, investigadores de la Universidad de Edimburgo y la Universidad de Nueva York entrenaron sujetos para que temieran a ciertas imágenes, dándoles leves choques. A Algunos sujetos se les permitía mirar directamente a las imágenes, mientras que otros sólo llegaron a vislumbrar en un ojo mientras que los investigadores destellaron una imagen colorida en el otro ojo para interferir con la percepción consciente. Incluso con ese obstáculo, los sujetos que recibieron la visión de un solo ojo en realidad desarrollaron una respuesta de miedo más rápidamente. Cuando una persona ve peligro- por ejemplo, un hombre armado que irrumpe en un teatro – la alarma suena en la amígdala, una especie de sistema de alarma biológica que desencadena la respuesta del cuerpo. Esta ordena a las glándulas a liberar una serie de sustancias químicas como la adrenalina y el cortisol, que hacen que el corazón, los pulmones y los músculos pasen a engranaje alto. Los sentidos pasan a un estado de enorme enfoque y consciencia de información que pueda ayudar en la supervivencia.

 

Si desea consultar la fuente haga click aquí.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo